La escuela de pilotos de avión recibe 36 solicitudes

La empresa realizará exámenes para filtrar los estudiantes y se quedará con una docena, que comenzarán en enero

El Andorra Aviation Academy, la escuela de pilotos que impulsa la empresa Andorra Air Service, comenzará finalmente a impartir sus cursos en enero. Lo hará con una docena de alumnos, después de que haya recibido 36 peticiones de acceso de jóvenes de 7 países diferentes.
Ramon Ginesta, presidente de Andorra Air Service, se muestra muy satisfecho con la demanda que han tenido y reconoce que estas 36 solicitudes son “más de lo que esperábamos”. De todos modos manifiesta que no todos estos jóvenes acabarán teniendo plaza. “Una cosa es la demanda y la otra lo que se pueda hacer”, señala, ya que el número de profesores que habrá de entrada estará ajustado a las previsiones que habían hecho al principio. “Inicialmente el límite que nos habíamos marcado era de 20 alumnos, pero al final nos quedamos con unos 12”, matiza Ginesta. Para determinar qué estudiantes tendrán plaza y cuáles no “durante septiembre haremos un primer examen”. Se trata de un “test de entrada” que servirá para filtrar qué estudiantes son suficientemente válidos para realizar los cursos y que consistirá en pruebas “de inglés, matemáticas, física o electricidad”, entre otros. De nivel pero “bastante general”.
Antes de empezar en enero el curso de dos años que ofrece la empresa, los estudiantes en octubre irán a Estados Unidos a obtener el denominado PPL, o licencia de piloto privado, un requisito indispensable para poder obtener la titulación de la empresa andorrana.
Un reconocimiento que aún debe pasar una última prueba de la EASA, la Agencia Europea de Seguridad Aérea, el organismo que regula los permisos de las escuelas de vuelo en el continente. Este test consistirá en una visita al país para ver de primera mano cómo se desarrollarán los cursos.
Por otra parte, en septiembre de 2017 comenzarán, junto con la Universidad de Andorra, un bàtxelor de 3 años, que contará con homologación en Bolonia, al igual que el resto de estudios universitarios. Este reconocimiento se debe terminar de tramitar con Gobierno y las instituciones europeas.

 

fuente:

Diario de Andorra