El edificio The Cloud gana espacio

El proyecto definitivo pone en valor el sótano, donde se ubicará un auditorio y un aparcamiento, y se define una zona adyacente para peatones

El proyecto The Cloud, el edificio emblemático de Andorra Telecom, ganará más de 5.000 metros cuadrados de espacio que se unirán a los 10.000 previstos inicialmente. A una gran plaza que rodeará el inmueble y en un paso semienterrado que unirá las calles adyacentes que se reconvertirán en zona exclusiva para peatones, se añadirán un auditorio con capacidad para 376 personas y un aparcamiento con 35 plazas en el sótano. Los cambios los presentaron ayer el ministro de Telecomunicaciones y presidente del consejo de administración de Andorra Telecom, Jordi Alcobe, y el director general de la operadora, Jordi Nadal, que estuvieron acompañados del director y el arquitecto del proyecto, Cerni Areny y Gerard Arias.
Según señaló Nadal, en el momento que el edificio esté a pleno rendimiento y con todos los espacios ocupados se prevé que se pueda dar trabajo a unas 300 personas. A estas se añadirán unos 150 trabajadores de Andorra Telecom que ocuparán el espacio reservado para la operadora. Mientras duren las obras de demolición de la actual sede y de construcción de The Cloud, la agencia comercial se trasladará, a partir del 19 de septiembre, de la avenida Meritxell a unas oficinas en la calle Prat de la Cruz, número 2, cerca de la Rotonda. Se prevé que en las obras trabajen 330 personas.

Coste final de 34 millones
El edificio The Cloud, incluyendo el derribo del antiguo cuartel de los bomberos y de la actual sede de Andorra Telecom, la construcción del edificio y de los espacios interiores, además del sótano y la zona exterior, tendrá un coste total de 34 millones de euros. Tres más de los 31 previstos inicialmente.
En cuanto al calendario, Andorra Telecom prevé abrir en diciembre de 2018 la plaza que dará a la avenida Meritxell y la agencia comercial. La totalidad del espacio (zonas comerciales, oficina y el resto de la plaza) estará en servicio en julio de 2019. Respecto a las obras, a finales de este mes comenzará la deconstrucción de los elementos no estructurales del edificio de Andorra Telecom. Unos trabajos que se alargarán hasta marzo de 2017. La deconstrucción de la estructura del edificio y la construcción de The Cloud alargará dos años, de marzo de 2017 a marzo de 2019. Esta fase de la obra, la tercera, convivirá con la cuarta, la realización de los acabados y del interior del inmueble, que comenzará en enero de 2019 y terminará en julio de ese año.

Más espacio para el ciudadano
Durante la presentación del proyecto definitivo, Alcobé y Navidad destacaron el espacio que se ha ganado para el ciudadano. Concretamente 6.653 metros cuadrados de la gran plaza exterior del edificio The Cloud, que “será el pequeño Times Square de Andorra”, señaló Alcobé, que añadió que “era necesario revitalizar una de las zonas más emblemáticas del país, con un proyecto conjunto, integrador y que dé vida y actividad más allá del contenido del edificio “. La zona de paso semienterrada que prevé el proyecto conectará la avenida Meritxell con Riberaygua y Travesseres y la calle Prada Ramon.
Respecto al interior del edificio, de 12 plantas, en la baja se ubicará la agencia comercial de la operadora, que en reservará cuatro para sus dependencias (10 y 11) y para un parque tecnológico, una zona de trabajo y oficinas destinadas a empresas para desarrollar productos tecnológicos (8 y 9).
El inmueble emblemático de Andorra Telecom levantará alrededor del edificio técnico de la operadora, lo único que se conservará de la actual y que es desde donde salen los más de 35.000 hilos de fibra óptica que dan servicio a todo el país. En las plantas 5, 6 y 7, justo por encima del edificio técnico, se ubicará un gran atrio o plaza interior, un espacio público pensado para dar la bienvenida al visitantes con elementos tecnológicos que actuarán como atracción.
En la última planta del edificio se ubicará una zona gastronómica panorámica. En la 3 y 4 habrá el espacio cultural y se han reservado la 5, 6 y 7 en su totalidad y una parte de la 3 y la 4 (2.000 metros cuadrados) para ubicar establecimientos de marcas “insignia”. Nadal indicó que “hemos hablado con algunas, pero esperan que el edificio esté más avanzado”.

LOS COMERCIANTES PIDEN AYUDA
La Asociación de Comerciantes de Riberaygua y Travesseres -algunos de sus miembros estaban invitados a la presentación del proyecto- pidieron ayuda al Gobierno y al común de Andorra la Vella para poder remodelar y adecuar sus establecimientos en el entorno que creará The Cloud. Admitiendo que para los comerciantes de la zona la ubicación de este edificio “es como si les hubiera tocado la Primitiva”, pidieron “dos euros” para poder sellar el boleto. En breve se reunirán con la cónsul, Conxita Marsol, y con Jordi Alcobé para intentar trabajar conjuntamente y conseguir financiación.

 

Fuente:

Diario de Andorra