Carmen Thyssen crea en el país un ‘campo base’ para su colección

La baronesa establece un depósito con una parte del fondo para nutrir el futuro equipamiento escaldenc y aportar obras en préstamo a otros museos

Las veintidós seis obras que formen parte de Escenarios, la exposición con la que se inaugurará el Museo Carmen Thyssen Andorra el 16 de marzo, no serán las únicas piezas de la colección particular de la baronesa en el país: también habrá otro depósito -el lugar se mantendrá con discreción, por seguridad- con una parte importante del fondo. La idea de la propietaria de las piezas es que Andorra sea una especie de campo base, de momento, con Madrid, de su colección particular, la colección Carmen Thyssen-Bornemisza, que es la que nutrirá el equipamiento escaldenc . Con las telas en depósito al Principado la idea es tanto nutriendo las exposiciones que se hagan en el país como los préstamos que puedan pedir otros museos, según explicó el director del Thyssen Andorra, Guillermo Cervera. “La colección es muy amplia, recordó,” y no está toda junta en el mismo lugar, y creo que Andorra puede tener protagonismo en este sentido, yo creo en las posibilidades que puede ofrecer el país “.
Cervera inició en Fitur la promoción internacional del proyecto, acompañado del gerente de Andorra Turismo, Betim Budzaku. Juntos comparecieron ante un buen número de periodistas de medios españoles. “Creo que con una respuesta positiva”, apuntó Cervera en declaraciones al Diario tras comerse “tres horas, de reloj, de entrevistas” posteriores a la rueda de prensa. “Creo que ya estamos empezando a vincular un nombre tan conocido en el mundo del arte con Andorra.”

Radio de acción
Cervera estima que el radio de captación de posibles visitantes estaría inicialmente en unos 200 kilómetros alrededor de Andorra, una distancia, sin embargo, que se incrementa hasta los 1.200 a que se encuentra Málaga, sede de otro de los museos Thyssen y del que también forma parte del patronato. Así que, asegura, “poco a poco iremos desarrollando sinergias”.
Así, en la rueda de prensa ofrecida en el stand de Andorra en Fitur, el director del equipamiento ya apuntó que a largo plazo existe la posibilidad de que el centro de Escaldes acoja muestras conjuntas con los Thyssen de Málaga y Madrid, según recogen las informaciones de agencia.
Cervera expuso ante los periodistas españoles detalles concretos del funcionamiento del equipamiento escaldenc, tales como el precio, establecido definitivamente en los nueve euros con audioguía que se estudiaba como cantidad más probable, y los horarios: de la mañana a siete de la tarde.
Uno de los retos que se plantea como director es “la sostenibilidad máxima” del centro, “que el museo funcione por sí mismo, que deba recibir sólo las ayudas que sean justos y necesarios y que todos tengan clara la viabilidad”. Por ello, recuerda, “se ha optado por una infraestructura reducida”.

LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS, PRESENTES DESDE EL INSTANTE DE LA APERTURA DEL CENTRO
Las opciones que ofrecen las nuevas tecnologías para mejorar la experiencia de la visita a un museo estarán presentes desde el momento que el centro de Escaldes abra las puertas, confirmó Cervera al Diario. Aunque en principio parecía quedar para un momento posterior, “yo soy muy cabido”, por lo que ha trabajado en los últimos ocho meses para conseguir la financiación necesaria para la implementación de esta parte. Serán una serie de pantallas táctiles y multifuncionales que permitirán al visitante ampliar la visita y adentrarse en el conocimiento de las obras. La idea está inspirada, al menos parcialmente y en un formato más reducido, en la propuesta del Museo de Cleveland. “Pero lo supone una millonada en inversión”, admitió, que de momento no está al alcance de la propuesta andorrana. Para desarrollar la parte tecnológica cuenta con financiación externa a la Fundación Museuand (Gobierno y familia Thyssen).

 

Fuente:

Diario de Andorra