Las obras en The Cloud vuelven en junio

El Gobierno estudia seis planes de negocio diferentes, incluido el del casino, y todos garantizan que el proyecto será rentable

The Cloud sale adelante. La segunda fase de los trabajos se licitará en junio, por lo que se desvanecen todas las dudas que se cernían sobre el futuro del emblemático edificio de Andorra Telecom desde que se detuvieron las obras en diciembre pasado. El Gobierno tiene sobre la mesa seis planes de negocio alternativos, incluido el previsto construir el casino, y los seis coinciden en que el proyecto es rentable, según fuentes del ministerio de Ordenamiento Territorial. Una rentabilidad que varía en función de los diversos escenarios y que alcanza el máximo beneficio si se opta para que se instale el complejo de juego y ocio. Este es el motivo real que está motivando la parada de las obras, que si las previsiones son correctas acumularán un retraso de al menos nueve meses.
En el supuesto de que se opte porque The Cloud acoja el casino será necesario llevar a cabo una serie de modificaciones al último proyecto aprobado, con un coste total de 34 millones de euros. El complejo de ocio se iba a enterrar, ocuparía el espacio donde inicialmente se prevé un auditorio y tendría una entrada independiente. Los cambios provocarían irremediablemente variaciones al alza en el presupuesto (podría suponer un incremento de hasta cinco millones con independencia de otros imponderables) aunque la voluntad de Gobierno sea ceñirse estrictamente a los gastos aprobados.
En todos los planes de negocio que se estudian coinciden en que habrá que hacer una serie de cambios de menor envergadura en el proyecto en curso. En primer lugar, se reducirá la superficie comercial a la mitad, de manera que quedará establecida en 1.250 metros cuadrados. El espacio que se gana se destinará de forma casi exclusiva a ampliar la zona asignada en el parque tecnológico. Los precios de alquiler del metro cuadrado con el que se trabaja en esta área son los de mercado: de entre 13 y 15 euros.

‘Sky viewer’ y casino
La novedades más significativa es la construcción de una terraza panorámica alto de The Cloud (60 metros de altura distribuidos en 12 plantas) a la que se accedería con ascensor desde la calle y sería de pago. Finalmente también cambia el espacio que deberá acoger las instalaciones del servicio de atención al cliente de Andorra Telecom, que no se situará en la planta baja, sino en la zona del atrio del nuevo edificio.
Las modificaciones previstas para el edificio emblemático también afectan su gestión. El Gobierno ha previsto que la administración del edificio se haga desde una sociedad de nueva creación para que la voluntad es que todo lo que rodeará el proyecto no provoque ninguna interferencia en el normal desarrollo de la actividad de la operadora, según las mismas fuentes. De modo que en la práctica se convertirá en una nueva unidad de negocio independiente.
La reanudación de las obras en junio no es casual. Coincidirá con la publicación del pliego de bases para la concesión del casino. Aún no ha trascendido si en la documentación se determinará donde se ha de construir el complejo. De lo que no hay duda es que si finalmente de entre las seis alternativas que Gobierno tiene sobre la mesa se opta por la que obligaría The Cloud a construir un espacio destinado al casino éste no se ubicaría en ningún otro lugar. La propuesta de vincular el edificio con el juego surge cuando el ministro Jordi Torres recupera las competencias sobre Andorra Telecom tras la dimisión de Jordi Alcobé a finales del año pasado. La dificultad de encontrar empresas de lujo para la zona comercial impulsa la iniciativa. El cambio de ministro también está detrás de los retrasos en las obras y las modificaciones. El nuevo responsable político del proyecto lo paró todo hasta conocer a fondo el dossier.

Pantebre remarcando que el futuro “VA HACIA LA SINGULARIDAD”
El presidente de la Cámara de Comercio recalca que el Gobierno debe seguir trabajando para atraer a The Cloud las empresas tecnológicas que había previsto. “Hay que perseverar y no podemos bajar los brazos para que el futuro de Andorra también hacia la singularidad, intentar ofrecer cosas que los otros no tienen”, asegura Marc Pantebre en COPE Andorra-AD Radio, a la vez que pone el ejemplo de Caldea que ha funcionado y fue un proyecto “criticado y con poco apoyo”, para añadir que espera que no ocurra lo mismo con The Cloud. El planteamiento que no comparte Pantebre es que se instale el casino y subraya como ciudadano que “el edificio está concebido para otra cosa, hay otros lugares donde se puede ubicar y no creo que sea el lugar ideal “. El presidente de la Cámara de comenzar insiste en que The Cloud se seguirá adelante “sí o sí” como singularidad para posicionar Andorra “en un mundo donde debes diferenciar de lo que tengas al lado. Andorra Telecom tiene los recursos y la capacidad para poder hacerlo y creo que es una apuesta a la que no debemos renunciar y tenemos que trabajar si cabe con más intensidad para buscar los operadores, que seguro que los hay de haber “.
Pantebre no se pronuncia respecto a la ubicación que prefiere para el complejo de juego, pero apunta que “debemos pensar bien el lugar donde lo ponemos, tendrá su repercusión, el lugar debe ser céntrico, es evidente, pero deben hacerse propuestas concretas para ver donde nos interesa más ponerlo “. Y se muestra de acuerdo con el casino “como actividad complementaria de ocio, pero no como remedio para las finanzas, que es evidente que no será así”, y reclama que se haga realidad el casino después de tantos años hablando de hacerlo, porque posicionará Andorra como asegura que lo ha hecho el Museo Thyssen.

 

Fuente:

Diario de Andorra