La ruta Coronallacs unirá los cuatro refugios guardados del país

Los senderistas deberán recorrer 92 kilómetros y superar 6.500 metros de desnivel a lo largo de cinco etapas

Andorra tendrá una ruta de senderismo que unirá los cuatro refugios guardados del país; la Isla, Juclà, la Borda de Sorteny y Comapedrosa. La Coronallacs, así es como se lo ha bautizado, tendrá un recorrido de 92 kilómetros diseñados para que se pueda hacer en cinco etapas de entre 13 y 22 kilómetros cada una y que tendrá salida y llegada en Escaldes-Engordany. Tal y como explicó la ministra de Medio Ambiente, Agricultura y Sostenibilidad, Silvia Calvó, “con esta ruta queremos poner de relieve la belleza de los paisajes de Andorra, su biodiversidad y la riqueza de los lagos y picos de montaña”. Calvó anunció también que a lo largo de estos cinco días los senderistas verán una treintena de lagos y pasarán por diferentes cotos de caza, como el de Xixerella, Enclar o los de Ransol y Sorteny, y por los parques naturales de Sorteny y el de Comapedrosa. “Con esta ruta queremos reforzar el posicionamiento de Andorra como destino de montaña, proponiendo un recorrido que pueda convertirse en un referente internacional de las rutas de senderismo. Además, pensamos que también será una forma para desestacionalizar la oferta turística “, afirmó la ministra. La ruta estará operativa a finales del mes de junio, coincidiendo con la puesta en funcionamiento del único de los refugios guardados que aún no lo está. El de la Isla. Pero la ministra de Medio Ambiente explicó que “la próxima semana adjudicaremos la explotación de este refugio y queremos inaugurarlo a finales del mes de junio.”

Exigencia física
La Coronallacs tendrá un recorrido largo y exigente, ya que habrá que superar 6.449 metros de desnivel, por eso está orientada a personas con cierto nivel de experiencia y de resistencia física, “pero en principio, creo que será asequible para casi todo el mundo”, afirmó Calvó. Por su parte, Francesc Camp, ministro de Turismo y Comercio, aseguraba que los refugios estarán preparados para que los senderistas puedan recuperar energías. “Los cuatro estarán muy bien adaptados y permitirán un descanso total, por lo que podrán recuperar energías y seguro que muchas personas podrán terminarla”, dijo, para luego añadir que “será un recorrido abierto a todos. La gente la podrá hacer en grupo o en solitario y si se quiere, también se podrá hacer con un guía, que por eso tenemos muy buenos “, aseguró Campo. Además, a lo largo del trayecto habrá 9 refugios no guardados en los que se podrá parar un rato para descansar o bien para buscar cobijo en caso de mal tiempo.

Forma de participar
Las personas que quieran realizar la Coronallacs deberán formalizar las reservas directamente en cada refugio. La salida estará en Encamp y allí se les entregará un pasaporte que deberán sellar cada uno de ellos. Además, se les entregará un mapa topográfico, un código QR para descargar el track del recorrido, y previo depósito, se les dará una batería solar que permitirá cargar los teléfonos móviles. Está concebida como un elemento de seguridad, por si hay que hacer una llamada. A los participantes que completen la ruta en el tiempo estipulado y con los cuatro sellos, se les obsequiará a la llegada con un producto de merchandising y un diploma.

Reservas
En esta primera edición la reserva deberá hacerse directamente por teléfono, pero de cara al próximo año se creará una página web exclusiva para la prueba y también se desarrollará una app. Campo confirmó que se quiere hacer una central de reservas para unificar todas y que este servicio “queremos otorgar, en forma de concesión, a una empresa privada”.

 

Fuente:

Diario de Andorra