Los arquitectos visan menos obra nueva pero aumenta la reforma

Los proyectos nuevos sumaron 36.095 metros cuadrados, cuando entre enero y junio de 2016 subieron hasta los 47.928

El Colegio de arquitectos fue visar durante la primera mitad del año 83.359 metros cuadrados, una cifra prácticamente copiar en el mismo período de 2016, que fue 83.143. Sin embargo, la diferencia es que mientras que el año pasado era el nuevo trabajo que significó más metros este año validado es reforma. Así, la primera mitad del año pasado tenía visa cerca de 48.000 metros cuadrados en nuevos proyectos, mientras que hasta junio de 2017 esta había sellado un 36.000. En cambio, este año ha sido para la superficie de trabajo de reforma de la escuela 40.564 metros, cuando el año pasado había sido sólo 27.900.
El nuevo trabajo, acreditado por el organismo profesional ha continuado cayendo en los últimos años. El 2015 fue la peor en 15 años, y en 2016, aunque hubo una recuperación, siguió siendo el segundo peor año de la época, con los visados de obra nueva 62.253 m de los cuales debe tenerse en cuenta que alrededor de 14.000 correspondían a la construcción de la nueva sede de la justicia. La tendencia de este 2017 no es más esperanzador a pesar de que el decano de la Facultad, Zaira Navidad, subrayó que una visa no tiene un proyecto que avance o que, al menos, hacer inmediatamente. A modo de ejemplo indica que en su oficina se han encontrado con un par de años visades trabajos de casos y que ahora se está promoviendo. “No cuentan como visas m ahora,” señala, pero agregó que podrían ser indicadores de cierta recuperación, dado que fueron parados con la crisis. En cualquier caso, destacó que la reforma está experimentando un crecimiento y lo han hecho notar también algunas corporaciones de la parroquia.

Cambios legislativos
Apenas la semana pasada la Asociación de la construcción volvió a reclamar cambios legislativos para coincidir con la publicación de los números de las obras autorizadas, que constataven a la caída de la superficie del nuevo trabajo validado por la administración. Para el 2016 fueron autorizados 41.677 metros cuadrados de nuevos proyectos de edificios, lo que significó una reducción del 8,1% en el 2015. Nadal señaló que comparte algunas de las preocupaciones, sino que “tenemos puntos de vista ligeramente distinto,” y señala que la preocupación del Colegio de arquitectos es lograr “positivo cambia, que lo que se hace está bien hecho” y que no es jugar más allá de situaciones como las vividas con el gran auge de la construcción. En su día, Dean indicó que coinciden en algún momento, por ejemplo y para ayudar en la reactivación, que es el porcentaje de acuerdo de participación entre los propietarios, que ahora es 75% y que es necesario promover un plan de acción. Pero el decano de la Facultad sostiene la importancia de la tarea de planificación, también cuando se trata de la divulgación de información financiera, porque son terrenos para servicios públicos o el dinero que se reinvertiran en estos proyectos. Constructores, desarrolladores, propietarios de bienes raíces y también la eliminación de la transferencia económica quieren el AGIA en ciudad consolidada solo para reactivar la industria de la construcción.

 

Fuente:

Diari d’Andorra