La excavación para levantar el parking a la parte alta se acabará en 2019

La construcción del aparcamiento y la calle que tiene que enlazar la carretera de la Obac con la zona comercial no tiene fecha concreta

El comú de Escaldes-Engordany aprobó ayer el plan parcial para salir adelante con el proyecto que permitirá hacer un aparcamiento de 600 plazas en lo alto de la parroquia. El objetivo es que la parcela de 2.500 metros cuadrados de la calle Padre Guillem Adellach, donde se tiene que levantar el parking, esté excavada –y por lo tanto preparada– en 2019. Más adelante, en una fecha todavía por concretar, se construirá el aparcamiento.
Después de la sesión del consejo de comú de ayer, en que la modificación del plan parcial se aprobó por unanimidad, el cónsul menor de Escaldes-Engordany, Marc Calvet, explicó que se tendrá que pasar por diferentes etapas administrativas antes de poder adjudicar las obras del parking. Se tendrá que determinar, por ejemplo, los trabajos previos que se tendrán que hacer y hacer los estudios geológicos. “Si todo va bien empezaremos a derrocar edificios a mediados de año que viene y lo mejor sería que en el 2019 la parcela estuviera excavada”, dijo Calvet. El cónsul menor precisó que es un hito “muy difícil”, pero afirmó que se lo han marcado como objetivo.
El futuro parking tendrá entre ocho y diez plantas y un coste aproximado de unos diez millones de euros. Calvet destacó los acuerdos a que han llegado con los propietarios para salir adelante el proyecto. “Todos los propietarios se han puesto de lado”, dijo el cónsul menor. La aprobación del plan parcial también permitirá habilitar una calle que permita a los turistas llegar desde la carretera de la Obac hasta la zona comercial de la parroquia, a pesar de que no hay fecha para la ejecución de esta obra. Calvet añadió que estratégicamente para la parroquia el mejor uso para la parcela es el de un parking, puesto que esto facilitará el acceso desde la calle de la Obac, “que en invierno con todos los turistas nos puede traer toda la gente al centro del pueblo”. En cuanto a la posibilidad de destinarlo a otros usos, Calvet recordó la carta que tiene el comú después de la compra de la parcela del antiguo hotel Casino que mujer margen a “otros tipos de equipamientos”. Los dos consejeros de la minoría, Marc Magallón(Ld’A+I) y Cèlia Vendrell (PS+Y), votaron a favor. Vendrell expresó la satisfacción por la aprobación de un plan que permitirá solucionar la carencia de plazas de parking.

REFORMAS A LA PISCINA COMUNAL
El comú de Escaldes-Engordany aprobó la adjudicación de la reforma de las instalaciones de las piscinas y del gimnasio comunal. Está previsto que los trabajos, que tendrán un coste de 1.749.000 euros, empiecen el 16 de octubre y duren 18 meses. Con las obras se instalará la iluminación y una caldera nueva que permitirá ahorrar en el consumo de energía. Se crearán dos vestuarios exclusivos para niños y niñas y un vestuario mixto para aquellos niños que vengan acompañados de un familiar. El consejero de Ld’A+I, Marc Magallón, se abstuvo porque defiende que habría que hacer una instalación nueva en la zona del Prat del Roure que podría costar unos cinco millones de euros.

 

Fuente. Diario de Andorra