La tasa a los pisos vacíos se prevé en septiembre para estimular el alquiler

Quedarán exentas las segundas residencias, las viviendas en venta o de cambio temporal de residencia por trabajo

El Gobierno tiene previsto presentar en dos semanas la ley ómnibus de la vivienda, que tiene como objetivo aliviar la presión sobre el mercado del alquiler, convertido en uno de los principales problemas sociales. Si se cumple el calendario debería estar en vigor en septiembre. La medida estrella pasa por el establecimiento de una tasa a los pisos vacíos que incluye una serie de excepciones. Quedarán exentos de la tasa las segundas (o terceras) residencias, las viviendas que estén en proceso de venta o los que se queden deshabitadas temporalmente para que el propietario haya tenido que cambiar de parroquia por motivos justificados. Como la casuística es prácticamente infinita, la ley incluye un apartado en el que si un propietario presenta un motivo no incluido en el listado tampoco se le aplicará la tasa siempre que lo justifique. Las exenciones serán controladas para evitar ques’esquivin con subterfugios.
Hay elementos importantes que aún no están totalmente definidos, tales como cuál será el importe de la tasa que se aplicará o el plazo que deberá estar una vivienda sin ocupar para que pase a tener la etiqueta de vacío y su propietario tenga que pagar si quiere mantenerlo en esta situación. El impulsor de la legislación, Xavier Espot, siempre ha defendido que esta es una de las medidas que debe ayudar a poner más viviendas en el mercado de alquiler, y así, a partir de una mayor oferta, los precios se contengan . La voluntad del ejecutivo no es con ánimo recaudatorio, según fuentes cercanas al gabinete demócrata, sino intentar que se amplíe el número de pisos de alquiler por la carencia actual.

Los pisos de los bancos
El texto ha sido revisado para que no incluya problemas legales y se han estudiado algunas de las fórmulas de los países, territorios o ciudades que han implementado esta tasa. El Gobierno había anunciado que trabajaría con los bancos la entrada en el mercado de las viviendas que tienen las entidades a consecuencia de los embargos derivados de la crisis. La gestión no fructificó, pero se confía en que la tasa sea un elemento clave para que los bancos se avengan a poner para alquilar las viviendas que tienen. A estas alturas todavía no ha sido posible que se conozca un dato aproximado de las viviendas vacías que tienen las diferentes entidades financieras.
El resto de medidas de la ley ómnibus, como por ejemplo favorecer la construcción futura de pisos de alquiler, pueden tener cierta incidencia a largo plazo, y el encarecimiento constante de los precios hace necesario, según las mismas fuentes, acciones que tengan un efecto inmediato . Precisamente por esta emergencia generada por el descontrol de los precios, Xavier Espot ha previsto entrar la ley con carácter de urgencia. Esto significa que, contando que se llevará al Consejo durante este mes, podría estar en vigor hacia septiembre. Esta fecha, sin embargo, depende de la posición de los grupos parlamentarios. La introducción de enmiendas o alargamiento de los plazos de estudio haría que fuera mucho más allá.

EXCEPCIONES A LA TASA

Las viviendas que se pueda demostrar que se están utilizando como segunda o tercera residencia. Esto afecta tanto a los de gente del país como los no-residentes.

Los pisos que estén en venta y se pueda demostrar fehacientemente que no es una maniobra para evitar la tasa.

Espacios que pasen a estar parados a consecuencia de un cambio de residencia justificada del propietario. Un ejemplo podría ser alguien que tiene que ir a vivir a otro lugar por motivos laborales.

La ley incluirá una cláusula que recoge que cualquier propietario afectado por la tasa podrá exponer los motivos para su exención y no tendrán por qué ser los que recoge inicialmente el texto. Gobierno es consciente de que habrá múltiples casuísticas diferentes que no se han previsto.

Los pisos podrán estar un tiempo vacíos antes de quedar afectados por la tasa. Aún no se ha definido cuál será el periodo que se fijará.

 

Fuente: Diario de Andorra