Los hoteles podrán cambiar de uso para ser edificios con apartamentos de alquiler

Gobierno permitirá que no necesiten ciertos requisitos, como por ejemplo un parking para cada piso

Los hoteles que no tienen actividad podrán pasar a convertirse en edificios con estudios de alquiler. El cambio de uso de estos edificios estará regulado a la futura ley òmnibus de la vivienda que prepara el ejecutivo y que se presentará este mes. Si la tramitación parlamentaria, que será por la vía de urgencia, no sufre trabas, la normativa tendría que estar en vigor en septiembre. El objetivo del ejecutivo es doble. Por un lado, se daría salida a los establecimientos que no tienen actividad y que actualmente están cerrados o aquellos en que los propietarios ya no quieren continuar con el negocio hotelero. Pero el argumento principal que justifica la medida es aumentar el número de pisos destinados al alquiler y reducir la presión actual en el mercado por el exceso de demanda y la falta de oferta.
El Gobierno prevé que la adaptación de hoteles a edificios de apartamentos o estudios de alquiler aporte viviendas en un segmento muy específico para personas solas o parejas. Precisamente los estudios o apartamentos son tipos de viviendas de los más buscados. Buena parte de este segmento, con una importante presencia en parroquias altas, ha pasado de forma muy mayoritaria a la categoría de apartamento turístico.

Sin plaza de aparcamiento
La ley implementará una serie de medidas que eliminan algunas exigencias que están incluidas para las viviendas normales. La más importante pasa porque cuando haya el cambio de uso no se requerirá que cada habitación transformada en apartamento disponga de una plaza de aparcamiento. Esta exigencia es clave en los edificios de nueva construcción, pero imponerla a los hoteles transformados haría inviable la operación. A efectos prácticos comportaría que los propietarios del hotel tuvieran que empezar a hacer plantas subterráneas para crear las plazas de aparcamiento.
El ejecutivo, según fuentes cercanas al caso, tiene constancia que hay algunos propietarios que verían con buenos ojos esta posibilidad. Concretamente hay indicios que algunos hoteles lauredians estarían interesados a convertirse en edificios de apartamentos. Se tiene que tener en cuenta que el cambio de uso sí que requerirá algunas modificaciones dentro de las habitaciones porque se tendrán que incluir los elementos imprescindibles en cualquier vivienda y que no todas las habitaciones de estos hoteles actualmente tienen.

 

Fuente. Diario de Andorra