‘Birra’ de aquí

Cervezas elaboradas en Andorra
  • Alpha, Boris i & (and) són las tres cervezas elaboradas en el Principado
  • La cultura por variedades nuevas y únicas se está consolidando en Andorra

No es un producto típico pero ha atraído varios proyectos. La elaboración de cerveza está situando el Principado en el mapa de los amantes de una bebida que está de moda “desde hace unos 5 años, ha habido un boom y mucha gente se la prepara en casa con kits de 20 litros”, asegura desde La Birreria Xavier Vara. Un establecimiento del centro histórico de la capital referencia nacional y de turistas y coleccionistas por la oferta muy variada, alejada de los estándares industriales que durante años copaban el mercado. Aquel espacio donde quieren tener lugar Alpha, Boris y & (And), las marcas que salen de Arinsal, la Cortinada y Santa Coloma.

Toni Medina té set varietats dAlpha al mercat que elabora a ArinsalToni Medina, Alpha

De la afición para hacer cerveza, para probar sabores únicos, ha nacido la emprendeduría que ha traspasado el ámbito doméstico. La pionera fue Alpha, nacida en la Cortinada en 2010, que cuatro años más tarde iniciaba nueva etapa concentrada a superar el escollo de la mala fama que había cogido porque no tenía buen gusto, rememora el propietario, Toni Medina. Que alerta que fueron los primeros pero con el antecedente de “la cerveza del Andorrana, que se hacía en Escaldes en 1950 y se bebía en un par de bares”. Alpha renació a la borda Callisa, en Arinsal, con pub sobre el pequeño espacio donde se elaboran 230 litros por tirón, unas 500 botellas, en producción continua para atender la demanda. “Me han pedido que envíe a Escandinavia pero no puedo servirles porque no doy al alcance aquí”, puntualiza Medina mientras espera un grupo de turistas franceses para ver las instalaciones y hacer una cata. Un método de marketing ideal “porque funciona el boca a boca” para dar salida a una de las siete variedades -una por parroquia con nombres de leyendas-, tostada, ahumada, con whisky y cacao, naranja, de trigo, negra o amarga que se encuentra en el pub, supermercados y restauración.

Toni Medina en La Callissa dArinsalToni Medina a La Callissa dArinsalCanales que también sigue la cerveza Boris, con sede nueva en la Cortinada después de estar en el centro de la capital.

Birres daquí
Miquel Giró, Boris
Acumula tres años de historia, concentrada en tres variedades: Golden, “la que tiene más salida”, precisa Miquel Giró, responsable de elaborar la bebida; Brown, una tostada “más fuerte y con sabor a caramelo”, y White, hecha de trigo y no de malta que con el agua, el lúpulo y la levadura son los ingredientes de todas las recetas cerveceras. Giró reivindica el calificativo de artesanal “para que toda la materia prima es natural sin añadidos y por el método de producción”, que comienza siempre por moler el cereal, infusionar-lo, hervirlo y enfriarlo para pasar a la fermentación. Con diferencias de tiempo y de método en el último paso entre quien hace segunda fermentación añadiendo azúcares, quien inyecta el gas, que la deja con sedimentos o quien la filtra. Desde Boris subrayan que “es un producto vivo, por la levadura, y se va modificando, no es igual consumirla en un mes que después por los aromas y cuerpo que ha desarrollado”, una característica que en la producción industrial no varía nunca , y recalcan la importancia de extremar la limpieza y respetar las temperaturas “porque es muy fácil de contaminar y que tenga gusto de sidra o vinagre”.

Cervesa Boris
Cervesa Boris

Los 500 litros por semana que salen de la Cortinada -570 botellas grandes o 1.300 de pequeñas- se consumen en el país a pequeña escala porque el mercado está casi vetado por las condiciones con que las grandes cervezas industriales atan los establecimientos para asegurarse de que son la marca dominante. “Tienes que buscar ferias, eventos” para promocionar la cerveza, comenta Giró, y sabemos que “hay gente del país que se la toma como suya y nos gustaría salir de Andorra”. Un camino que figura en los planes de & (And), la más joven, con cuatro meses en el mercado y la apuesta más ambiciosa. Por producción, 2.200 litros al mes para llenar 6.000 botellas y esperando la tercera cisterna para ampliar “porque nos estamos quedando sin, está teniendo muy buena aceptación”, señala el propietario y creador, Ivan Garcia.

Ivan Garcia és el gastrònom que ha creat & (And) a Santa ColomaIvan Garcia, & (And)

& (And) se presenta como una cerveza única “porque estudié gastronomía al Basque Culinary Center, soy el primer andorrano a tener este título y no somos fabricantes de cerveza, somos gastrónomos y optamos por el casamiento”, expone García. En botella y en barril, con dos variedades. Rubia, “refrescante, aromática, para casarse con aperitivos, ensaladas, pasta y pescado blanco”, y tostada, “para acompañar carne, pescado de sabor potente y chocolate”, aconseja el creador, que tiene en el horizonte exportar y producir por a terceros, “gente que quiere su cerveza y le haremos recetas especiales” .

Ivan GarciaIvan Garcia

El mundo de la cerveza, sin embargo, tiene especificidades andorranas. Particularidades que generan discrepancias. Son de calidad? Se pueden calificar todas como artesanas? Y como andorranas para que lo lleven en el envase aunque se elaboren en Cataluña? Las tres marcas nacionales dejarían fuera de este club las dos que se comercializan como cervezas aquí, la Dama Blanca y Trapella, y se hacen fuera, y esperan la normativa que prepara Agricultura “que prohibirá etiquetar de Andorra productos que vienen de fuera “, remarca Ivan Garcia. Sobre la calidad, el responsable de Alpha no tiene dudas porque “me dicen que es la mejor cerveza artesanal que han probado”, mientras que Ivan Garcia considera que “ya no se puede hacer cualquier cosa, el cliente es cada vez más exigente” , y Xavier Vara sostiene que “una es más justita y otra muy buena”. La experiencia en La Birreria es que “todas las cervezas de Andorra tienen salida, muchos turistas se llevan un pack con todas”. Una vivencia totalmente opuesta a la de la otra cervecería especializada del país: El Raval, con oferta de Cataluña, Madrid, País Vasco, Alemania, la República Checa, Canadá o Dinamarca, pero no del país. El propietario, David Tudela, dice que “la gente no las pide y son caras”. Precios desde los 2 euros que pueden subirse a 11 en restauración y que Giró defiende que “no es caro por el producto que es”, “somos gourmets”, estima Medina. Tudela valora que “son artesanas y tienen calor y se puede decir si te gusta o no”, más que hablar de calidad, y se felicita porque “empieza a haber una cultura de cerveza bonita y la gente habla de fermentación y de todo “, y confía en que crezca más” sobre todo entre gente joven “.

En La Birreria coinciden en que “la cerveza ha entrado en la cultura de la gente. Ahora hacemos cartas de cervezas en restauración “, comenta Vara, desde el local” que un cliente quiere que entre en el Guinness por tener más referencias, 1.000 y 15 tiradores, en menos espacio: 23 metros cuadrados “, entre las que figura Trapella, la cuanto Vara en Vilanova y la Geltrú. Con jengibre, amarga, irlandesa, picante, entre otros, y la última en beneficio de la Asociación de Síndrome de Down.

Xavier VaraXavier Vara
La controversia sobre si Trapella es cerveza nacional en comparación con las tres elaboradas en los Valles se extiende a la Dama Blanca. La creada por José Bellosta, que sale de Tarragona “para mejorar la distribución, somos un producto de la UE y es más fácil importar la aquí que exportarla”, y “no somos marca secundaria de nadie”, aclara. Como ingrediente excepcional puerta “miel aquí, de alta montaña, con características únicas, más ácida y con componente floral”, que merece que “los clientes nos valoren muy bien, con 4,5 puntos sobre 5”.

Mundo cervecero
Las cervezas artesanales, de gran tradición en Europa central, llevan aparejada una cultura de coleccionista y turismo por el mundo cervecero. “Recibo 15 cartas al mes que me piden chapas y etiquetas y hay mucha gente que se mueve por la cerveza”, incide Vara. A Boris lo comprobaron recientemente con la visita de un polaco para probarla. Andorra ya ha entrado en el mundo cervecero.