La temporada de esquí arrancará en Arcalís el 17 de noviembre

Ordino Arcalis amb neu

Esquiadores en la estación de Ordino-Arcalís.

Ordino Arcalís será la primera estación que abre las puertas esta temporada y, si el tiempo acompaña, lo hará a partir del 17 de noviembre. Además, su intención será alargar, si es posible, unos días más el final de la temporada, hasta la última semana de abril. Por su parte, Grandvalira y Pal Arinsal lo harán el 1 de diciembre, mientras que el final será el 22 de abril, una vez se hayan terminado las vacaciones de Semana Santa. Este año se podrán esquiar 143 días, 15 más que el año pasado, y se incluyen 21 campos de semana. Aparte de eso, confían en que podrán abrir más días que el año pasado, ya que recuerdan que los meses de diciembre y de enero “fueron complicados” desde el punto de vista meteorológico.
Arcalís será una vez más la estación que funcionará diferente del resto. Una de las razones es que podrá abrir antes porque “es de las que más nieve tiene”, apuntaban fuentes cercanas, pero hay que recordar que este año ya cerró casi un mes más tarde que el resto. La iniciativa sorprendió en un primer momento pero les permitió, según afirmaron entonces, recuperar parte de esta gente que no había podido esquiar los primeros meses debido al mal tiempo. Ninguna otra estación los acompañó y cerraron a finales de marzo pero se quedaron a la expectativa de ver cómo los funcionaba. A pesar de que la situación no es comparable a la temporada pasada, porque la Semana Santa cayó en marzo y no en abril como este año, sí que todas las estaciones ampliarán los días esquiables y, por tanto, esperan resultados más positivos.
Hay que recordar que en principio esta será la última temporada de Grandvalira, aunque las instituciones están concentrando los esfuerzos para convencer Joan Viladomat que no rompa el dominio y que si no se quiere replantear la decisión, al menos que se mantenga la marca y el forfait , uno de los más prestigiosos del mundo de la nieve.

Font: Diari d’Andorra