Viladomat quiere traer esquiadores al aeropuerto de Andorra-la Seu

Avió Aeroport Andorra La Seu Proves Grandvalira

El presidente de Grandvalira quiere organizar vuelos los fines de semana desde diferentes puntos de Europa.

El presidente de Grandvalira, Joan Viladomat, aseguró ayer, durante el 22º ciclo de la Empresa Familiar Andorrana (EFA), que están tratando de organizar “vuelos que salgan cada viernes y domingo de varios puntos de Europa y el mundo porque así la gente venga a esquiar durante el fin de semana o de lunes a jueves “.

En este sentido, Viladomat recordó que el 25% de los clientes de Grandvalira llegan en avión, por lo que mostró su interés en la infraestructura alturgellenca.

Aunque confesó que le gustaría que llegaran vuelos de hasta 280 pasajeros, el presidente del dominio esquiable expresó su optimistas respecto a las aeronaves que podrán aterrizar en la Sede, de hasta 50 pasajeros.

De hecho, desde Grandvalira tienen la intención de comenzar con vuelos con Madrid y Lisboa, y ampliando el mercado, “siendo conscientes de que llega mucha gente del Reino Unido y Rusia”.

Estos primeros vuelos, según Viladomat, “nos darán una muestra de lo que podría ser la dinámica habitual”.

En último lugar, el presidente rechazó la creación de un aeropuerto en Grau Roig, al asegurar que “por mucho que algunos se empeñen, un aeropuerto no para allá, pero no seré yo quien diga que dejen de perder dinero de esta manera “.

En la conferencia, que contó con el seguimiento de más de un centenar de personas, también participaron el presidente de la EFA, Francisco Mora, y el consejero general y presidente de CISA Group, Carlos Naudi.

El otro punto principal fue la necesidad de diversificar la economía. “Venimos de un largo periodo de pérdida de competitividad y esta crisis debe ser un punto de inflexión para las dinámicas económicas de los próximos años”, indicó Mora. Por su parte, Naudi apostó por buscar nuevas vías empresariales, como la plantación de cannabis, “mucho más productiva que la de tabaco”, o el desarrollo del blockchain, que “generaría tasas especiales que permitirían adoptar un fondo soberano”.

Fuente
Diari d'Andorra