Iberia y Air France aterrizarán en la Seo de Urgell

Avió Aeroport Andorra La Seu interesa a Iberia i Air France

Las filiales regionales de las dos compañías están negociando con el Gobierno para ofrecer rutas fijas todo el año desde el aeropuerto urgellenc.

Un avión al aeropuerto de Andorra-la Sede.

Las filiales regionales de Iberia y Air France son las dos compañías interesadas a operar vuelos desde el aeropuerto de la Seu d’Urgell.

El Gobierno está negociando con estas dos compañías para concretar las propuestas después de que durante los meses de confinamiento se recibiera la certificación del sistema GPS, una tecnología de alta precisión que facilita el aterrizaje en condiciones meteorológicas desfavorables.

Según ha podido saber el Diario, todo y el momento complicado que vive el sector, la pandemia también ha supuesto una oportunidad para infraestructuras de menos envergadura como es el aeropuerto de Andorra-la Sede porque muchas rutas se han dejado de hacer, situación que ha provocado que las compañías tengan una flota de aviones que tiene las características para operar en la ciudad vecina y que estarán disponibles.

El proyecto con el cual trabaja el ejecutivo con las dos empresas es llevar a cabo rutas fijas todo el año y no chárteres como se había planteado hasta ahora.

Es decir, ofrecer vuelos en ciudades concretas los doce meses del año y no solo viajes programados en temporada de invierno.

El objetivo es evidentemente acercar esquiadores en Andorra, pero también dar una alternativa de transporte para llegar al país y favorecer los desplazamientos para negocios durante todo el año.

Hoy por hoy el Gobierno tiene sobre la mesa una primera propuesta por parte de la compañía española, con conexiones con diferentes ciudades españolas, la frecuencia de los vuelos y los costes que tendrían.

Las negociaciones se llevan con mucha discreción y todavía no han transcendido los detalles de esta primera propuesta.

Por parte de la compañía francesa, que se posó en contacto directamente con el ejecutivo cuando conoció la noticia sobre el sistema GPS, todavía se está esperando la propuesta concreta para saber el alcance de movilidad que supondría, así como también los costes y las frecuencias.

 

Inversión también privada

El proyecto supone una inversión importante para el ejecutivo, que tiene la voluntad de implicar el sector privado para conseguir financiación.

En este sentido, se está hablando con la Empresa Familiar Andorrana (EFE), que estaría interesada a implicarse en el coste de las rutas comerciales.

La participación de la EFE permitiría hacer más rentable el proyecto liderado por el ministerio de Economía y conseguiría la implicación de las aerolíneas para llevar a cabo nuevos itinerarios, conscientes de los gastos que comportan este tipo de rutas regionales.

Una vez el Gobierno disponga de la propuesta de las dos compañías y, por lo tanto, de los costes que supondrían las conexiones, se planteará al sector privado en qué medida quiere participar.

Previamente, pero, el proyecto tendrá que ser presentado al consejo de ministros una vez se haya analizado cómo se comercializan los vuelos y qué tipo de relación se establece con las compañías.

Sea como fuere, la voluntad del ejecutivo es que el proyecto esté en marcha la temporada de invierno próximo, de forma que las negociaciones se acelerarán los próximos meses para intentar tenerlo todo terminado este otoño-invierno.

Hay que recordar que la gestión del aeropuerto es compartida y que, por lo tanto, tanto la Generalitat de Cataluña como el gobierno español también participan en la infraestructura y la voluntad de los tres actores es potenciarla ahora que ya dispone del sistema que permite el vuelo instrumental con GPS.

En anteriores legislaturas ya se había intentado reactivar el aeropuerto y se había hablado con diferentes compañías que operan directamente, sin las filiales regionales pero sin éxito.

El Gobierno actual se ha posado en contacto con más compañías, aparte de las dos interesadas, pero todas a través de las delegaciones regionales.

Fuente
Diari d'Andorra